Asimetría facial por mala mordida: Causas, diagnóstico y tratamientos

image 1

¿Has notado alguna vez que tu cara parece un poco desigual cuando te miras al espejo? ¿Cuál es tu lado bueno para salir en las fotos? Tal vez un lado parece diferente al otro. Si es así, podrías estar experimentando lo que llamamos asimetría facial. Aunque a veces es apenas perceptible, para algunos puede ser una fuente de preocupación tanto estética como funcional.

En este artículo, vamos a explorar juntos qué es la asimetría facial, cómo una mala mordida puede ser una de sus causas, y qué tratamientos, están disponibles para ayudarte a conseguir un rostro más simétrico y armonioso. Además, te contaré cómo podemos ayudarte desde nuestra clínica en el barrio de Hortaleza para mejorar no solo tu sonrisa, sino también la simetría de tu rostro.

¿Qué es la asimetría facial?

La asimetría facial ocurre cuando los rasgos de un lado de la cara no se corresponden exactamente en forma o tamaño con los del otro lado. Cuando venís a clínica para el diagnóstico de ortodoncia, trazamos una línea media en vuestra cara para analizarlo en profundidad. Si bien es normal tener cierto grado de asimetría en la cara (nadie tiene una simetría perfecta), en algunas ocasiones la diferencia entre un lado y otro de nuestra cara es tan notable que puede afectar cómo nos vemos y cómo nos sentimos respecto a nuestra imagen.

Un rostro cuanto más simétrico es más bonito es en líneas generales.

La asimetría facial puede deberse a diversas causas, la mayoría de ellas adquiridas a lo largo de la vida. Algunas de las causas más comunes incluyen:

  • Desarrollo desigual durante la infancia: la función hace la forma y el lado que más usamos para masticar y más trabaja se desarrolla más que el lado contrario. Provocando asimetrías notables cuando  un lado de la mandíbula crece más que el otro, cuanto antes se establezca esta masticación asimétrica más serán los efectos en el crecimiento de nuestra cara..
  • Traumatismos o lesiones: Un golpe o accidente puede afectar la estructura ósea del rostro y cambiar su simetría.

                Cuando los niños durante el parto han necesitado fórceps, ventosas,… estos pueden                                apoyarse en alguna de las estructuras de la cabeza que crecerán asimétricamente durante todo el desarrollo. Podríamos considerarlo un traumatismo también durante el parto.

  • Malos hábitos: Hábitos como morderse las uñas, chuparse el dedo o incluso posturas al dormir pueden influir en la forma en que se desarrolla nuestra mandíbula y rostro.
  • Condiciones médicas: Algunas condiciones médicas o infecciones como otitis no  resueltas de forma temprana pueden causar deterioro permanente en los tejidos vecinos como la articulación mandibular que dejan de desarrollarse de manera simétrica.

Relación entre mala mordida y asimetría facial

Cuando hablamos de «mala mordida» o maloclusión, nos referimos a cualquier irregularidad en la alineación de los dientes superiores e inferiores cuando cerramos la boca. Estas irregularidades pueden ser leves o severas y tienen un impacto directo no solo en nuestra sonrisa, sino también en la estructura general de nuestro rostro.

Los problemas de alineación dental nos pueden llevar a masticar más por un lado que por el otro, lo que genera un desarrollo desigual de toda la musculatura de la cara.

Por el lado por el  que masticamos se desarrolla  más la  musculatura y adquiere mayor tono y fuerza masticatoria por lo que el rostro puede verse ligeramente alterado para compensar esta masticación, provocando la asimetría facial por mala mordida:

  • El ojo de ese lado se cierra más.
  • La narina que es el agujero de la nariz de  ese lado se cierra más.
  • La ceja de ese lado cae más.
  • La  comisura labial de ese lado se eleva más al sonreír de ese lado.
  • Los dientes de ese lado se acercan más porque reciben más fuerzas y el plano oclusal se inclina dejando de estar nivelado con el suelo en una vista frontal.
  • Los surcos del labio se marcan más en el lado de masticación.
  • La mandíbula se engrosa en ese lado y se desvía hacía ese lado.

También la musculatura del cuello se contrae más en ese lado y a parte de tener mas contracturas musculares y dolores en el lado de masticación. Esta contracción de la musculatura provocan una elevación del hombro de ese lado comenzando así la alteración de toda la  postura del resto del cuerpo.

 

Tratamientos para la asimetría facial

Ahora que comprendemos cómo una mala mordida puede influir en la simetría de nuestra cara y en la postura del cuerpo, es momento de explorar las soluciones disponibles. En función de la causa de la asimetría y la severidad, y la afectación que  provoca el problema,  optamos por un tratamiento no quirúrgico (ortodoncia) o un tratamiento quirúrgico (cirugía ortognática).

Corregir la asimetría facial sin cirugía

Utilizando alineadores transparentes, podemos gradualmente mover los dientes hacia una posición más cercana a la ideal, mejorando la simetría entre los contactos dentarios de los dos lados de la boca, restableciendo la masticación bilateral para que el desarrollo de nuestra cara vuelva a ser igual en ambos lados y así compensar la asimetría que había aparecido.

Este tratamiento es efectivo tanto en niños como adultos, aunque el momento ideal es en la infancia porque como no se han establecido asimetrías importantes, podemos cambiar a mejor el desarrollo de la cara del niño más favorable.

¿Cuándo mandará antibiótico el pediatra a vuestros hijos? ¿Se esperará a tener una neumonía si lo detecta en etapas más tempranas? Lo mismo pasa con nuestra boca cuanto antes tratemos la causa menores alteraciones se habrán producido.

Corregir la asimetría facial con cirugía

En casos más severos de asimetría facial, en los que no se ha realizado tratamiento temprano con éxito, puede ser necesario realizar un tratamiento de cirugía ortognática. Este procedimiento implica colocar los dientes en la posición ideal dentro  del hueso con ortodoncia y que posteriormente el cirujano maxilofacial opere  en quirófano al paciente para colocar los huesos en la posición adecuada para corregir  la asimetría y fijarlos con placas y tornillos de fijación  esqueléticos en esta posición. Es un proceso más complejo realizado por un experto maxilofacial y requiere un periodo de recuperación, pero los resultados pueden ser transformadores.

Tratamiento de la asimetría facial en Madrid

Si te preocupan estos temas y estás buscando un enfoque profesional y cercano en Madrid, te invito a visitar nuestra clínica, CeoDent, en el barrio de Hortaleza. Aquí, podemos evaluar tu caso específico y valorar las mejores opciones de tratamiento para ti. Nuestro objetivo es ofrecerte soluciones que no solo mejoren tu estética, sino también tu calidad de vida.

Scroll al inicio