¿Cuáles son las enfermedades bucales más frecuentes, por qué aparecen y cómo prevenirlas?

¿Cuáles son las enfermedades bucales más frecuentes, por qué aparecen y cómo prevenirlas?

Las enfermedades bucales más frecuentes pueden hacer que el estado de nuestra boca no sea el deseado.

La salud bucal es súper importante, puesto que la boca es uno de los órganos principales del sistema digestivo. Mantener la boca en perfecto estado, no solamente es relevante a nivel estético sino también para lograr una excelente calidad de vida. 

Acudir periódicamente al odontólogo y mantener un hábito de limpieza integral, resulta necesario para prevenir las enfermedades orales.

CONTENIDO

  • ¿Cuáles son las enfermedades bucales más frecuentes?
  • ¿Por qué aparecen las enfermedades bucodentales?
  • La prevención como parte de la salud oral.

¿CUÁLES SON LAS ENFERMEDADES BUCALES MÁS FRECUENTES?

Mal aliento

También conocido como halitosis, puede dar vergüenza e incluso producir ansiedad.

Alrededor de un 85% de las personas que padecen mal aliento persistente tienen una afección dental que es la causante.

Entre las causas del mal aliento, se encuentran alimentos, enfermedades y hábitos. Si la técnicas simples de cuidado personal no dan resultado, consúltanos y confirma que la causa del mal aliento no es una enfermedad más grave.

Caries dental

La caries dental es una enfermedad provocada por bacterias que liberan ácidos que destruye los dientes, causando un intenso dolor si se trata de una caries profunda. Estos ácidos desmineralizan el esmalte dental. Si no se detecta y se trata de forma temprana, la caries seguirá avanzando y penetrando en el diente afectando a otras partes y tejidos como es el caso de la pulpa dental.

Este deterioro de los dientes está muy influenciado por el estilo de vida, lo que comemos, la forma cómo cuidamos nuestros dientes, la presencia de flúor en la sal y la pasta de dientes que utilizamos. La herencia también juega un papel importante en la susceptibilidad de sus dientes a las caries.

Enfermedad de las encías

Se debe a una inflamación de los tejidos que sostienen los dientes provocada por la acumulación de placa.

La placa es una capa invisible y pegajosa de gérmenes que se forma sobre dientes y encías. Las bacterias de la placa fabrican toxinas que irritan y dañan las encías. Una enfermedad de las encías no tratada puede ser muy grave, haciendo que los dientes se acaben aflojando y/o se caigan. 

Cáncer oral

Es una enfermedad grave y mortal que afecta a millones de personas.

El cáncer oral se refiere a aquellos tumores cancerígenos que se reproducen principalmente en labios o lengua, aunque también se puede manifestar en el revestimiento de mejillas, el piso de la boca, encías o el paladar.

Los principales factores de riesgo son el consumo de tabaco y alcohol. Las visitas regulares al dentista pueden ayudar a detectar el cáncer oral temprano.

Úlceras bucales

Las úlceras bucales son áreas dolorosas en la boca y las encías. También se conocen como aftas.

Aunque en su mayoría son inofensivas, las úlceras bucales pueden ser extremadamente incómodas y hacer que comer, beber y lavarse los dientes se dificulte.

Si su presencia se repite con cierta frecuencia, es recomendable su valoración facultativa para descartar otro tipo de problemas.

Erosión dental

Es el desgaste del esmalte dental causado por el contacto frecuente y prolongado de los dientes con agentes ácidos.

Al dañarse la protección que ofrece el esmalte, los dientes van perdiendo grosor, la estructura dental queda expuesta a agresiones y se puede desarrollar hipersensibilidad dentaria al frío, al calor, a los dulces, a los ácidos, hasta problemas más graves, como grietas.

Sensibilidad dental

La sensibilidad dental es muy común en los adultos. y es causada por la exposición de la dentina, que está situada bajo el esmalte dental. La dentina contiene unos tubos microscópicos, que quedan expuestos cuando pierden la protección que les otorga el esmalte y el cemento que la cubren. A través de estos tubos, el calor, el frío y otros elementos externos, encuentran un acceso hasta los nervios y las células interiores del diente, activando la sensación de dolor por hipersensibilidad.

Bruxismo

Es el hábito involuntario de rechinar o apretar los dientes superiores con los inferiores  sin propósitos funcionales.

Se trata de un problema creciente en la sociedad actual y su causa más habitual es el estrés, la ansiedad y la tensión.. Puede provocar contracturas musculares en zonas de la cabeza, cuello y espalda.

No es un trastorno peligroso, pero si no se corrige causa lesiones dentales permanentes.

Maloclusión

Es la incorrecta alineación de los dientes. Cuando una persona sufre maloclusión dental, las piezas dentales superiores no encajan en la mordida de manera adecuada con las inferiores. Lo idóneo es enderezar los dientes torcidos y alinear la mordida mediante ortodoncia,  no solo para conseguir una sonrisa más bonita sino para mejorar la salud dental en general.

¿POR QUÉ APARECEN LAS ENFERMEDADES BUCALES?

Las enfermedades bucales es un mal de nuestra sociedad. Los estudios de la OMS reflejan que 9 de cada 10 personas en el mundo padece alguna enfermedad bucal.

La incorrecta higiene dental es quizá la principal causa, aunque también hay factores de riesgo como la mala salud, el tabaquismo, el consumo abusivo de alcohol, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas o la diabetes, entre otras.

LA PREVENCIÓN COMO PARTE DE LA SALUD ORAL

El mejor tratamiento que existe para evitar enfermedades bucales y así cuidar de nuestra salud general es la prevención. Por lo tanto, apunta estos consejos para cuidar de tu dentadura siempre:

  • Dieta alimenticia adecuada: incrementa la ingesta de frutas y verduras y evita los alimentos que se adhieren a dientes y encías.
  • Higiene dental: cepilla tus dientes después de cada comida durante dos o tres minutos, por lo menos dos veces al día. No olvides utilizar hilo dental y colutorios diariamente para eliminar la placa de los lugares que el cepillo no puede alcanzar.
  • Elimina los malos hábitos: no fumes, ya que el tabaco puede contribuir a la enfermedad de las encías, al cáncer oral y la aparición de manchas en los dientes.
  • Visítanos regularmente  (cada 6 meses) para que podamos detectar de manera precoz cualquier problema y realizar una limpieza dental profesional.

Si quieres más información o quieres pedir cita pulsa aquí.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

En Clínica Ceodent estamos aplicando protocolos de seguridad frente al COVID-19.