Enfermedades de las encías

La salud bucodental no se basa solo en el cuidado de las piezas dentales, sino que como su nombre indica cubre tanto los dientes como las demás estructuras de la boca: encías, hueso de soporte de los dientes, lengua, mucosas y labios. Las enfermedades de las encías son una de las principales preocupaciones en las visitas a CeoDent. Toma nota, te contamos todo lo que necesitas saber.

 

¿Cuáles son las enfermedades de las encías?


Las enfermedades de encías se producen principalmente por una acumulación de biofilm bucal o placa bacteriana, estructura formada por microorganismos, sobre los dientes y demás estructuras orales. En los dientes es la causante del desarrollo de enfermedades bucodentales como la caries.

Existen distintos tipos de enfermedades de encías según los daños causados, pero las principales son:

Gingivitis: inflamación de las encías

La gingivitis es el problema de encías más habitual y por lo tanto una de las causas más frecuente de consulta al dentista. Se trata de una enfermedad leve que causa irritación, inflamación y enrojecimiento de las encías que rodea a la pieza dental. Aunque esta sea una enfermedad de las encías leve si no se trata a tiempo puede derivar a una enfermedad más grave, llamada periodontitis.

La gingivitis afecta hasta a un 90% de la población española y su aparición se debe, principalmente, a una mala higiene bucal. Es muy importante para nuestra salud bucodental mantener unos hábitos de limpieza correctos, como cepillarnos los dientes al menos 3 veces al día, usar hilo dental y, sobretodo, acudir periódicamente a una revisión para prevenir las enfermedades de las encías o tratarlas a tiempo.

Periodontitis (conocida como Piorrea)

Los tejidos de soporte de los dientes se llaman periodonto (perio: alrededor, odonto: diente) y son tanto la encía, como el ligamento que une encía con el hueso y el hueso que sostiene los dientes. Cuando la infección afecta a estos tejidos de soporte se denomina periodontitis.

La periodontitis es una infección más grave que la gingivitis, porque al afectar a las estructuras que soportan los dientes y destruir hueso puede provocar que los dientes se muevan e incluso en casos más avanzados que se acaben perdiendo los dientes afectados.

El tratamiento de la periodontitis consiste en limpiar en profundidad y desinfectar las zonas en las que se acumula la placa bacteriana entre la encía y el diente. Así eliminamos la infección y el hueso no se sigue destruyendo. En ocasiones es necesario hacer un estudio de las bacterias que se han desarrollado en la zona para eliminarlas con una pauta específica de antibiótico, esto lo determinará nuestra especialista en encías, la Periodoncista. Cuando la afectación es mayor, más profunda, puede ser necesario acceder con cirugía a la zona para poder limpiar en profundidad.

Una vez conseguida la desinfección y limpieza que buscamos es imprescindible establecer unas pautas de higiene correcta y personalizadas para cada paciente así como  mantener unos hábitos saludables: evitar las bebidas alcohólicas o el tabaco.

La periodontitis es una enfermedad crónica de las encías por lo que para frenar su evolución es imprescindible que el paciente lleve a cabo mantenimientos periódicos cada 4 o 6 meses y un mantenimiento exhaustivo de las técnicas de higiene oral en casa.

Recesiones de encías

Cuando se produce una recesión de encías, lo que ocurre es un proceso, por el cual la encía baja y deja a la vista la raíz del diente. Esta afección produce una sensibilidad dental muy alta que puede llegar a limitar la  vida diaria, además de su inconveniente estético al quedar la raíz del diente al descubierto.

Para tratar los problemas de sensibilidad podemos hacer tratamientos específicos de la zona para “sellar” la raíz que queda expuesta. También con procedimientos quirúrgicos de cirugía microscópica podemos hacer injertos de encía del paladar en la zona que presenta la recesión para mejorar tanto la estética como la sensibilidad.

Periimplantitis:

La periimplantitis se trata de un proceso inflamatorio que afecta a los tejidos situados alrededor de un implante dental  y que da lugar a la pérdida del hueso periimplantario.

Es una enfermedad periodontal pero que en lugar de afectar a un diente natural afecta a un implante.

Esta enfermedad de la encías se clasifica en distintos grados, según la función morfológica y el tamaño de la destrucción ósea. Es necesario limpiar y desinfectar la zona en profundidad para evitar que progrese la destrucción del hueso y pueda moverse o perder el implante.

 

Dra. Nagore Ambrosio

 

¿Cómo saber si padezco alguna enfermedad de las encías?


 

Los síntomas que se presentan con las  enfermedades de las encías no siempre son iguales, todo dependerá del paciente, del grado en el que se encuentre, y obviamente, de la enfermedad que sufra. Pero, sí que existen ciertos síntomas que nos informan de que hay algún problema:

  • Inflamación o variación del color natural de las encías (rosa pálido), generalmente un oscurecimiento de éstas : enrojecimiento.
  • Sangrado
  • Mal aliento persistente 

Si tienes alguno de estos signos pide cita con la doctora Ambrosio que te realizará un diagnóstico periodontal específico:

  • Medición del hueso de soporte de todos los dientes de tu boca : sondaje.
  • Valoración de las recesiones de encías
  • Radiografías periapicales de cada diente

 

 

12 cosas que debes saber sobre las enfermedades de las encías


1- Las enfermedades de encías afectan hasta a un 81% de la población entre los 35 y los 44 años y aumenta hasta un 93% entre los mayores de 65 años. 

Esto quiere decir que a partir de los 35 años todos deberíamos acudir a nuestro dentista para valorar si estamos sanos o enfermos de nuestras encías.

2- La principal causa de las enfermedades de las encías son bacterias que provocan la destrucción del hueso que soporta el diente

La única forma de prevenir su aparición y desarrollo es un buen cepillado tres veces al día y con una limpieza dental como mínimo una vez al año.

3- La enfermedad más grave es la periodontitis o piorrea

Y al ser una enfermedad crónica necesita tratamiento profesional de por vida. Esto quiere decir que el paciente con enfermedad periodontal debe acudir a sus mantenimientos periódicos cada 4 o 6 meses en consulta para realizar limpieza y desinfección de la zona en profundidad.

4- El paciente fumador tiene más riesgo de sufrir enfermedad periodontal grave y se entera más tarde que el paciente no fumador de que está enfermo.

Esto es así porque a los pacientes que fuman no les sangra la encía cuando ésta está enferma y por eso no se dan cuenta hasta que es demasiado tarde. Si fumas más de 15 cigarrillos al día y eres mayor de 35 años, pide cita con la Dra. Nagore Ambrosio.

5- El paciente con enfermedad periodontal tiene más riesgo de sufrir enfermedades graves como enfermedades del corazón o diabetes

Si sufres enfermedades cardíacas o diabetes o tienes riesgo de sufrirlas, es fundamental que mantengas unas encías perfectamente sanas con el fin de controlar mejor tu diabetes o enfermedad cardiovascular.

6- El paciente periodontal tiene más riesgo de tener infección alrededor de sus implantes dentales

Si llevas implantes dentales es muy importante que los dientes  no estén infectados por bacterias para evitar así la infección del implante. Para ello es fundamental acudir como mínimo una vez al año a consulta con un periodoncista.

7- Una encía sana es una encía de color rosáceo, que no sangra nunca al cepillado

Tampoco sangra al usar hilo interdental y en la que no se ven espacios negros entre los dientes.

Si fumas lo mejor es que acudas a un profesional para que te asesore.

8- La enfermedad de las encías se puede contagiar en ciertos casos debido a la presencia de una bacteria específica

Si sabes que sufres enfermedad de las encías sería conveniente que tu pareja también acudiera a su especialista en encías para valorar su estado periodontal. Las bacterias que causan la inflamación al igual que otros microorganismos se contagian por la saliva: con las personas con las que convivimos es frecuente que compartamos las bacterias de nuestra boca.

9- Acudir regularmente a las vistas de mantenimiento reduce el riesgo de perder dientes

Está demostrado que los pacientes con enfermedad de la encías pero cumplidores con sus vistas de limpieza dental pierden 14 veces menos dientes que los pacientes que no acuden regularmente a realizarse las limpiezas.

10- No todas las limpiezas dentales son eficaces

Está demostrado que la habilidad del dentista o higienista que realiza la limpieza dental está directamente relacionada con la eficacia del tratamiento. Acude a clínicas de confianza y en las que el personal esté bien entrenado. En nuestra clínica la doctora Ambrosio es especialista en Periodoncia y cuenta con un equipo de higienistas formados por ella específicamente para realizar el mantenimiento de los pacientes con enfermedad de las encías.

La mejor forma de mantener nuestras encías sanas es mantener una limpieza rigurosa y diaria con hilo dental y cepillado al menos dos veces al día, junto a mantener una periodicidad de visitas al dentista. Si tienes alguna duda o crees que puedes sufrir alguna de estas enfermedades de las encías no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

11. Durante el embarazo las encías deben estar controladas

Debido a los cambios hormonales, cambios en los hábitos de higiene y desajustes de alimentación que se producen durante el embarazo pueden dar lugar inflamación de las encías  conocida como GINGIVITIS DEL EMBARAZO. Esta enfermedad avanza con mucha rapidez  por lo que es fundamental empezar cuanto antes y prevenirlo desde el inicio del embarazo.

Debe  ser tratada durante el embarazo ya que puede provocar complicaciones durante el embarazo y partos prematuros. Controlarlo es sencillo pero requiere valoración de un especialista. Si estás embarazada pide cita para que tengamos las encías controladas durante el embarazo.

12. COVID y encías

Estudios realizados en pacientes enfermos de COVID afirman que los pacientes con enfermedad periodontal no controlada que se contagian de coronavirus tienen 9 veces más riesgo de morir, 4 veces más posibilidades de necesitar ventilación asistida y aproximadamente 3,5 veces más posibilidades de ingresar a una UCI”.

Esto se debe a que las bacterias que están en la boca causando la enfermedad periodontal serían aspiradas y pasarían a los pulmones de los pacientes y ante la bajada de defensas del afectado deterioran rápidamente su salud.

En Clínica Dental CeoDent estamos para ayudarte a mantener tu boca en salud. Pide cita aquí y valoraremos tu caso.